jueves, 1 de agosto de 2013

Jalisco, bajo la fiebre del bisturí

Jalisco, bajo la fiebre del bisturí

GUADALAJARA, JALISCO (24/JUL/2013).- 
(ARTICULO TOMADO DE WWW.ELINFORMADOR.COM.MX )

Carolina deseaba hacerse la lipoescultura antes de cumplir los 15 años. Precisamente ése fue el regalo que pidió a sus padres, quienes le dijeron que esperara a cumplir la mayoría de edad. La madre de la joven acepta que accedieron a regalarle una lipoescultura con tal de que su hija se sintiera mejor: “Si la cirugía le hará un bien, no tenemos razón por qué negársela. Está de moda entre las chicas de su edad, quieren verse bellas y entre más jóvenes lo hagan, mejor, para que no tengan problemas en el futuro. Yo hubiera querido hacerlo a su edad. A mis 45 años el cuerpo ya no luce igual”.

En ninguna otra región en el mundo se realizan tantas cirugías estéticas como en América del Norte, de acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética. Las liposucciones y el aumento de senos son las intervenciones más solicitadas.

La edad no es un límite para someterse a una cirugía. Cada vez más adolescentes piden como regalo una operación que las haga lucir como las modelos de las revistas que tanto admiran. Carolina refiere que nunca tuvo problemas de sobrepeso; lo que quería era verse bien: “Siempre he comido saludable, aunque trato de cuidarme un poco, hago ejercicio en la escuela y tomo clases de baile, pero no estaba satisfecha con mi cuerpo, desde antes de cumplir los 15 soñaba con tener el cuerpo de una modelo de Victoria’s Secret; nunca pensé en los riesgos, al contrario, siempre pensé en lo linda que me vería”.

“Hoy mi vida es mejor, puedo ponerme la ropa de moda, pues todo me acomoda. Tengo novio y ya no tengo que preocuparme por mi aspecto. Soy mucho más feliz, me miro al espejo y me siento orgullosa de lo que veo. En realidad, creo que puedo ahora aspirar a ser una modelo”, comenta la joven, hoy recién egresada de preparatoria.

Al respecto, la sicóloga Stephanie Vergara señala que la obsesión por el físico se ha convertido en todo un estilo de vida: “Hay adolescentes que ni se dan cuenta de la obsesión que padecen, es un problema que desde el punto de vista psicológico cuesta reconocer, los adolescentes están en una etapa de búsqueda de identidad, buscan un ídolo a quien imitar y parecerse con tal de ser aceptados”.

Pero la obsesión rebasa a los adolescentes. De profesión abogada y a sus 30 años, Cristina se sometió a tres cirugías el mismo día: lipoescultura, implantes mamarios y levantamiento de glúteos. “Siempre lo quise hacer pero el miedo me ganaba, hasta que hace un año me armé de valor y tomé una de las decisiones más importantes que he hecho en mi vida”. Trabajar en el servicio público fue uno de los detonantes que la llevó a modificar su cuerpo: “La participación política de la mujer ha crecido en los últimos años; hoy somos más las mujeres en posiciones de poder, la competencia es fuerte, y un físico atractivo puede ser de mucha ayuda cuando se busca un cargo público, te abre muchas puertas, pues realmente proyectas seguridad y eso es lo que la gente percibe”.

Según datos del Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva de la Secretaría de Salud Jalisco, dos de cada cinco personas que se someten a algunas de estas intervenciones quirúrgicas lo hacen para mejorar sus condiciones laborales. Cristina lo confirma: tras operarse, se siente más poderosa y satisfecha. “Definitivamente mi nueva imagen me ha dado más seguridad y confianza, hoy siento que puedo conseguir todo lo que me proponga”. El doctor Armando Magaña explica que el proceso de recuperación debe completarse con la aplicación de masajes de drenaje linfático y ultrasonido cada tercer día, luego de los 10 primeros días de la cirugía, con el fin de eliminar y disminuir la fibrosis que pueda llegar a formarse en el tejido después de la cirugía.

Ahora es lo más común



Hace una década, las cirugías cosméticas eran un privilegio de un grupo muy selecto. Pero hoy día miles de personas tienen acceso a ellas debido a que se han reducido los costos. 


La sicóloga Stephanie Vergara explica que cada vez más personas aspiran a operarse: “Existe la creencia de que la cirugía es el camino para tener una vida mejor, representa también la búsqueda de autoestima y seguridad, pues gran parte de quienes se someten a estos procedimientos tienen la necesidad de sentirse aceptadas y cómodas consigo mismas, de agradar a los demás, obtener un mejor trabajo, una mejor pareja o incluso competir con otras mujeres”.

El cirujano plástico Antonio Ramírez realiza más de 100 cirugías al mes. Afirma que, de cada 100 clientes, 98 son mujeres; la liposucción y los implantes mamarios son los más solicitados. Considera que la cultura de la cirugía ha proliferado en los últimos años debido al abaratamiento de los procedimientos, pero también tiene que ver “con el sentido de superación de las personas”.


En Salutaris Salutaris Medical Center creemos que la belleza es un complemento importante de la salud de todo ser humano. 

La autoestima sana nos brinda seguridad que se refleja en todos los espacios y con todas las personas con las que convivimos.

La Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva nos permite ajustar estéticamente las partes de su cuerpo que quiere mejorar para armonizar su imagen.

Nuestro contacto: 

Correo: rp@salutaris.com.mx
Teléfonos: Gdl: (52) 33 3641 3500


Av. Terranova No. 680

Esquina con Jesús García
Col. Prados Providencia
C.P. 44670 Gdl, Jalisco, México.











Articulo tomado de  www.informador.com.mx/jalisco/2013/473874/6/jalisco-bajo-la-fiebre-del-bisturi.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contáctanos o Agenda una Cita con un Cirujano SALUTARIS