viernes, 12 de agosto de 2016

Accidente isquémico transitorio (mini derrame cerebral)

ACCIDENTE VASCULAR



ACCIDENTE ISQUÉMICO TRANSITORIO (AIT) 

Es conocido también como mini derrame cerebral.
Se produce cuando en un breve lapso de tiempo un coágulo sanguíneo obstruye una arteria del cerebro, causando que  la sangre no fluya a cierta zona cerebral y  provocando una falta de oxígeno.

El AIT es temporal, el coágulo de sangre se puede disolver rápidamente o fluir para permitir restaurar el flujo de sangre al cerebro. A diferencia del accidente cerebrovascular el AIT no provoca muerte del tejido cerebral.

Este padecimiento ocurre con mayor frecuencia en personas de 60 a 70 años y debe tratarse con urgencia. Es importante que se determine la causa y elaborar un plan de tratamiento para evitar que en el futuro se presente un verdadero accidente cerebrovascular.


CAUSAS
    FLUJO SANGUINEO CEREBRAL
  • Coágulos de sangre en el cerebro
  • Problema como: Inflamación o lesiones en vasos sanguíneos, mala circulación
  • Problemas arteriales: Arterosclerosis, Estrechamiento arterial, Hipertensión arterial
  • Enfermedades como diabetes, colesterol alto
  • Arritmia cardiaca
  • Tabaquismo 

SÍNTOMAS

Los síntomas de AIT son similares al Accidente cerebrovascular y se consideran una emergencia médica, a pesar de que desaparezcan en breves minutos. 

Tratarlos a tiempo puede evitar un accidente cerebrovascular en el futuro.

Los síntomas aparecen de repente y pueden durar desde unos minutos hasta 1 o 2 horas en promedio. En algunas ocasiones pueden prolongarse 24 horas.

  • Trastornos del habla: afasia
  • Cambios en la lucidez mental, somnolencia o inconsciencia
  • Cambios en los sentidos: audición, la visión, el gusto y el tacto
  • Cambios mentales: confusión, pérdida de memoria, dificultad para escribir o para leer, dificultad para hablar o para entender a los demás
  • Problemas musculares como:debilidad, dificultad para tragar, dificultad para caminar
  • Problemas nerviosos como: entumecimiento u hormigueo de un lado del cuerpo
  • Mareo o pérdida del equilibrio y de la coordinación como vértigo, crisis de caída 
  • Pérdida de conocimiento
  • Problemas de control de esfínteres
  • Parálisis de brazo y/o pierna: hemiplejia o hemiparesia 

DIAGNÓSTICO
Debido a que el AIT se presenta en un periodo reducido, al recibir asistencia médica generalmente ya ha desaparecido, por lo que se elaborará un diagnóstico con base al historial clínico del paciente respecto a enfermedades cardiacas, vasculares y problemas nerviosos o musculares.
  • Auscultación de pecho buscando sonidos que puedan determinar si existen irregularidades cardiacas
  • Tomografía computarizada de la cabeza o una resonancia magnética del cerebro. Un accidente cerebrovascular mostrará cambios en estos exámenes, pero no los AIT.
  • Angiografía, ya sea por tomografía computarizada o por resonancia magnética, sirve para observar el vaso sanguíneo que está bloqueado o sangrando.
  • Ecocardiografía (ECG) si el médico piensa que usted puede tener un coágulo de sangre proveniente del corazón.
  • Monitoreo del ritmo cardíaco + ECG para verificar si hay latidos cardíacos irregulares.
  • Ecografía (dúplex carotídeo) para mostrar si las arterias carótidas del cuello se han estrechado.
  • Otros exámenes para hipertensión, cardiopatía, diabetes, colesterol alto 

TRATAMIENTO
TRATAMIENTO PARA ACCIDENTE ISQUEMICO TRANSITORIO
Si se ha sufrido un AIT es posible que sea hospitalizado para averiguar la causa y mantenerlo en observación. Los trastornos como hipertensión, la cardiopatía, la diabetes y los trastornos sanguíneos se deben tratar en la medida de lo necesario.

  • El tratamiento médico puede basarse en toma de anticoagulantes como ácido acetilsalicílico (aspirina) o Coumadin, para reducir la coagulación sanguínea
  • En caso de padecer fibrilación auricular, recibirá tratamiento para evitar futuras complicaciones. 
  • En caso de obstrucción de las arterias del cuello necesiten cirugía llamada Endarterectomía carotídea.
Debido a que el AIT tiene posibilidades recurrentes en las personas que ya lo padecieron, es importante que el paciente haga cambio de hábitos en su estilo de vida, como el practicar ejercicios, llevar una dieta saludable, evitar el cigarro y llevar un control periódico. 

Posiblemente además de estas recomendaciones se le prescriba un tratamiento farmacéutico para manejar la hipertensión y niveles de colesterol.

En Salutaris Medical Center cuidamos tu salud
Mantente en contacto con nosotros  al (33)36.41.35.00 o envíanos un correo a rp@salutaris.com.mx  para resolver tus dudas, con gusto te atenderemos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contáctanos o Agenda una Cita con un Cirujano SALUTARIS