viernes, 8 de marzo de 2013

Extracción endoscopica de Piedras o Calculos de Riñon y Uréteres sin cirugía en Guadalajara

Piedras en los riñones y en el ureter en Salutaris Guadalajara Mexico
Una piedra o un cálculo renal es una pieza sólida de material que se forma en el riñón debido a sustancias presentes en la orina. Puede ser tan pequeña como un grano de arena o tan grande como una perla. La mayoría de las piedras renales se eliminan del cuerpo sin ayuda médica. Pero algunas veces una piedra no es fácil de eliminar y puede atorarse en las vías urinarias, bloqueando el flujo de orina y causar un gran dolor.

Los siguientes signos pueden indicar la existencia de cálculos renales que necesitan atención médica:


  • Dolor extremo en la espalda o un costado que no desaparece
  • Sangre en la orina
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Orina con mal olor o con apariencia turbia
  • Sensación de ardor al orinar

enfermedades del Sistema urinario. Salutaris Guadalajara Mexico
El tracto urinario incluye los riñones, uréteres, vejiga y uretra. Dentro de cada riñón, la orina fluye desde la corteza exterior hasta la médula interna. La pelvis renal es el embudo a través del cual la orina sale del riñón y entra en la uretra.

La orina puede hacerse muy concentrada cuando pasa por los riñones. Si la orina está demasiado concentrada, el calcio, las sales de ácido úrico y otros compuestos químicos disueltos en la orina pueden cristalizarse y formar un cálculo renal.

Generalmente, el cálculo es del tamaño de una piedra pequeña. Pero los uréteres son muy sensibles a estirarse y cuando se forman los cálculos y los dilatan, este estiramiento puede ser muy doloroso. Muchas veces, la gente no sabe que tiene cálculos renales hasta que siente los dolorosos síntomas de tener un cálculo atascado en alguna parte del tracto urinario. Afortunadamente, los pequeños cálculos generalmente salen de los riñones y pasan por los uréteres por sí mismos sin causar ningún problema.

Sin embargo, los cálculos pueden hacerse más problemáticos si bloquean el flujo de orina. Un cálculo en astas de venado puede obstruir todo el riñón. Afortunadamente, estos cálculos son la excepción y no la regla.


LA URETEROSCOPIA O URETEROLITOTRIPSIA ENDOSCOPICA

Cirugia minima invasiva para piedras en el riñon

Esta novedosa tecnica quirurgica consiste en tratar el cálculo mediante el empleo de un endoscopio, pasando por las vías naturales, a través del canal de la uretra. En el hombre, la próstata puede a veces interferir en esta maniobra. El procedimiento puede desarrollarse bajo control visual y radiológico y por lo general comienza por la colocación de un hilo guía dentro del uréter, que facilita la penetración del instrumento al reducir las sinuosidades del uréter. A veces resulta necesario dilatar el uréter para que pueda pasar el endoscopio. El operador hace avanzar el endoscopio hasta el cálculo. Bajo control 
visual, puede atrapar la piedra con una sonda «canasto» y extraerla completa, o fragmentarla en varios pedazos y retirar los trozos mayores. 
cura para dolor por calculos renales o en el ureter sin cirugía.

Una vez tratado el cálculo, puede ser útil posicionar una sonda a lo largo del uréter para que la inflamación que se presenta después de la intervención no provoque dolores. Lo más corriente es utilizar un catéter «doble J» o «pigtail» (este tipo de catéter tiene dos curvas, una superior que se ubica dentro del riñón y una inferior que se coloca dentro de la vejiga). Se deja en el lugar desde una hasta tres semanas, según sea el caso. Asimismo, es muy frecuente colocar una sonda en la vejiga al final de la intervención.

En la mayoría de los casos y gracias a la sondas dejadas en el lugar, los dolores post operatorios son mínimos y fácilmente controlados mediante analgésicos. Se le autorizará reiniciar una alimentación normal en la tarde o al día siguiente de la intervención. En general, la sonda vesical se retira en la tarde o al día siguiente de la intervención. Una radiografía de control puede tomarse para verificar la colocación correcta del catéter JJ y la existencia eventual de cálculos residuales. La hospitalización dura usualmente desde uno hasta tres días. El cirujano urólogo fijará con usted la fecha en que desea retirar el catéter JJ (en caso de que haya sido colocado), la fecha de los exámenes que se harán durante la consulta de control como asimismo la duración de la convalecencia.






No dejes pasar mas tiempo, en la clínica de Urología y Nefrología de Salutaris Medical Center contamos con paquetes todo incluido de urología como incontinencia urinaria, cirugía de próstata (RTU) con un calificado grupo de cirujanos urologos y nefrologos con amplia experiencia y capacidad garantizada. 

Llámanos al 36.41.35.00 o envíanos un correo a rp@salutaris.com.mx para agendar tu cita de valoración con un 50% de descuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contáctanos o Agenda una Cita con un Cirujano SALUTARIS